Saltar para: Posts [1], Pesquisa [2]

luís soares

Blog do escritor Luís Soares

Peter Lieberson - Neruda Songs

Mezzo-soprano Jaime Korkos, one of NEC's Artist Diploma in Opera candidates and a student of Luretta Bybee, gives a Jordan Hall recital in partial fulfillment of the Diploma requirements. She is joined by faculty collaborative pianist Damien Francoeur-Krzyzek. Her program explores songs about love, including this setting of Pablo Neruda love poems that composer Peter Lieberson wrote for his wife, the late Lorraine Hunt Lieberson.
For more information: http://necmusic.edu

Pablo Neruda - Soneto XCII

Amor mío, si muero y tú no mueres,
no demos al dolor más territorio:
amor mío, si mueres y no muero,
no hay extensión como la que vivimos.

 

Polvo en el trigo, arena en las arenas
el tiempo, el agua errante, el viento vago
nos llevó como grano navegante.
Pudimos no encontrarnos en el tiempo.

 

Esta pradera en que nos encontramos,
oh pequeño infinito! devolvemos.
Pero este amor, amor, no ha terminado,

 

y así como no tuvo nacimiento
no tiene muerte, es como un largo río,
sólo cambia de tierras y de labios.

Pablo Neruda - Si tú me olvidas

Quiero que sepas
una cosa.

 

Tú sabes cómo es esto:
si miro
la luna de cristal, la rama roja
del lento otoño en mi ventana,
si toco
junto al fuego
la impalpable ceniza
o el arrugado cuerpo de la leña,
todo me lleva a ti,
como si todo lo que existe,
aromas, luz, metales,
fueran pequeños barcos que navegan
hacia las islas tuyas que me aguardan.

 

Ahora bien,
si poco a poco dejas de quererme
dejaré de quererte poco a poco.

 

Si de pronto
me olvidas
no me busques,
que ya te habré olvidado.

 

Si consideras largo y loco
el viento de banderas
que pasa por mi vida
y te decides
a dejarme a la orilla
del corazón en que tengo raíces,
piensa
que en ese día,
a esa hora
levantaré los brazos
y saldrán mis raíces
a buscar otra tierra.

 

Pero
si cada día,
cada hora
sientes que a mí estás destinada
con dulzura implacable.
Si cada día sube
una flor a tus labios a buscarme,
ay amor mío, ay mía,
en mí todo ese fuego se repite,
en mí nada se apaga ni se olvida,
mi amor se nutre de tu amor, amada,
y mientras vivas estará en tus brazos
sin salir de los míos.